El roscón de reyes

Los postres navideños y los dulces tradicionales son los principales protagonistas de nuestras sobremesas todos los días durante la navidad pero el dulce por excelencia para el día de reyes es, sin duda alguna, el roscón de Reyes.  ¿Conoces el origen de este delicioso postre navideño? ¿Lo has preparado alguna vez? 

roscón de reyes

Tradicional postre nadiveño

Origen del dulce típico de Navidad para Reyes


La historia de este manjar se remonta nada más y nada menos que al siglo II antes de Cristo, cuando se celebraban las Saturnales en honor a Saturno, el dios de las cosechas y la agricultura. Para homenajearlo, se preparaban unas tortas con dátiles, frutos secos, higos y miel. Además, se ponía dentro una legumbre que representaba un buen año lleno de prosperidad para el que la encontrara.

En Francia, se popularizó esta costumbre entre la aristocracia hasta que un día, el cocinero escondió una moneda de oro en el roscón para sorprender a Luis XV. A partir de este momento, la moneda le quitó su lugar al haba, que pasó a ser la sorpresa desagradable que es hoy en día.

Sin embargo, hay que decir que no fue hasta el siglo XIX cuando el roscón tomó su lugar en la celebración del día de Reyes. En cuanto a las sorpresas, la moneda se acabó sustituyendo por la figura de cerámica que se pone en la actualidad, y el haba permaneció como una sorpresa negativa, ya que la persona a la que le toca tiene que pagar el roscón, quedando esto muy lejos de la prosperidad que auguraba antaño.

¿Cuál es la receta original del roscón de reyes?


Hoy en día, puedes encontrar muchas recetas del roscón de Reyes, adaptadas a los gustos de cada uno. Sin embargo, el original lleva huevo, harina, leche, levadura, margarina, agua de azahar, azúcar y sal. Aunque se puede añadir algún ingrediente extra para aromatizar como el anís o incluso el ron. Para la decoración, se usan frutas confitadas, naranja con piel, ralladura de limón, almendras laminadas y azúcar glas. Una curiosidad: se dice que las frutas confitadas rojas y verdes simbolizan las gemas y esmeraldas que llevaban en su ropa los Reyes Magos.

El roscón tradicional no lleva relleno o simplemente lleva nata, aunque han surgido después variantes para todos los gustos y paladares. Algunas de estas llevan rellenos de trufa o crema pastelera, por ejemplo. El caso es que, sea la que sea la preferencia de cada persona, este es un dulce típico de Navidad que no puede faltar en ninguna mesa para cerrar estas fiestas. 

Receta fácil roscón de reyes


La receta que te vamos a mostrar a continuación es perfecta para los que nunca os habéis animado a amasar un roscón. Normalmente elaborar la masa del roscón de reyes necesita tiempo para que pueda fermentar y levarse. Sin embargo si quieres preparar un roscón casero y sorprender a tu familia, esta es tu receta. El tiempo total de elaboración ronda la hora y cincuenta minutos aproximadamente.

Ingredientes ¿Qué vamos a necesita para elaborar el roscón de reyes?

  • Harina de fuerza 400 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente70 g
  • Azúcar 100 g
  • Huevos 2
  • Ron (licor) 20 ml
  • Agua 100 ml
  • Leche 30 ml
  • Ralladura de naranja 1
  • Levadura prensada 20 g
  • Agua de azahar media cucharadita
  • Sal
  • Para la decoración
    • Almendras en láminas
    • Fruta escarchada
    • Azúcar granulado

Paso a paso en la elaboración del roscón de reyes

En primer lugar vamos a empezar a preparar la masa de este delicioso postre navideños. Para ello vertemos en un bol 350 gramos de harina de fuerza y hacemos un hueco en el centro donde iremos añadiendo: los 100 gramos de azúcar, los 20 gramos de levadura (previamente disuelta en agua templada), los 20 ml de ron, los 20 mil de leche, la ralladura de naranja, media cucharadita de agua de azahar (es típico principalmente en la comunidad de madrid) y los 70 gramos de mantequilla. Mezclamos, amasamos y le añadimos uno de los huevos y la pizca de sal.

Cuando hayamos mezclado todos los ingredientes homogéneamente, colocamos la masa en una superficie previamente cubierta de un poco de harina y seguimos amasando hasta conseguir una masa elástica. Podemos ir añadiendo harina pero con cuidado para que no nos quede una masa seca. Tiene que estar tirando a pegajosa.

Después hacemos una bola y le hacemos un agujero en el centro. Vamos estirando y agrandando el círculo, dándole forma a nuestro roscón. Lo colocamos sobre una bandeja y lo dejamos reposar un lugar cálido durante una hora aproximadamente para qué leve.

Para pintar el roscón vamos utilizar el otro huevo batido y lo vamos a decorar con fruta escarchada, almendras fileteadas y el azúcar granulado. Y para terminar horneamos nuestro roscón de reyes entre 15 y 20 minutos a 200º o hasta que la superficie esté dorada. Dejaremos enfriar ligeramente antes de degustarlo. No olvides precalentar el horno a 200ºC.

Esta es una receta básica del roscón. Simple y fácil de hacer pero con muy buenos resultados. Lo puedes acompañar con una taza de chocolate, un té o un café o añadirle incluso tu mismo el relleno que más te guste. No te olvides de contarnos cómo te fue. Nos encantará saberlo.

Añadir comentario

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios, pero no te preocupes: prometemos no publicar tu correo electrónico ;)