Postres navideños: polvorones o mantecados

Todos sabemos que los dulces de Navidad son los principales protagonistas de nuestra comidas  y cenas familiares. En ninguna mesa faltan mantecados o polvorones. Ambos disputan el título de dulce típico de la Navidad y es curioso como muchas personas todavía confunden los confunden. Mantecado y polvorón no son los mismo.

polvorones, dulces típicos de navidad

¿Cómo diferenciar un polvorón de un mantecado?


La RAE define mantecado cómo “bollo amasado con manteca de cerdo” y al polvorón lo describe como una “torta, comúnmente pequeña, de harina, manteca y azúcar, cocida en horno fuerte y que se deshace en polvo al comerla”. Estas simples descripciones no son suficiente como para apreciar la diferencia entre estos dos dulce.s Por eso aquí te dejamos lo mejores trucos para distinguirlos.

Por el aspecto

Puedes distinguir los mantecados y polvorones a simple vista por su tamaño y forma. Los mantecados son redondos y un poco más pequeños, mientras que los polvorones se distinguen por su forma más ovalada y tienen un tamaño un poco mayorAdemás, los polvorones siempre van envueltos en papel para asegurar que no se deshagan hasta el momento de su consumo, debido a su textura.

Por los ingredientes

Sin duda, la principal diferencia entre mantecados y polvorones son sus ingredientes. En la masa de los polvorones encontramos manteca, azúcar, almendra y harina. Su cobertura de color blanquecino es debida a que se espolvorean también con azúcar en su superficie. Tanto la harina de trigo como la de almendra se tuestan antes de hacer su masa, para proporcionarle el color, la textura y el sabor característicos.

Por su parte, los mantecados no contienen almendra y se cubren con semillas de sésamo. Además, se elaboran de diferentes sabores como la canela, el coco o el limón. La harina de trigo que contienen es al natural, no se tuesta previamente.

La diferencia de ingredientes entre polvorones y mantecados hace que su sabor y textura sean radicalmente distintos. Además, hay que tener en cuenta que los polvorones contienen más harina y son horneados, lo que hace que resulten mucho más densos al paladar.

Por su textura

Sin duda, su capacidad de ‘deshacerse’. El mantecado cuenta en su receta con clara de huevo como aglutinante, lo que evita que se desmenuce en pequeños trocitos solamente al intentar cogerlo. En cambio, en el polvorón es habitual que suceda esto. De hecho, para muchas personas es tradicional aplastarlo antes de abrirlo, para conseguir comerlo sin que se rompa.

Origen y consumo


A nivel de anécdota, también podemos decir que los mantecados y polvorones se producen en Estepa, en la provincia de Sevilla, una de las cunas de estos dulces que cuentan, desde julio de 2014, con Indicación Geográfica Protegida I.G.P. Mantecados y polvorones de Estepa, que garantiza y regula su calidad. Podríamos decir que el polvorón es en realidad una especialidad que se incluye  dentro de los mantecados.

Tanto polvorones como mantecados se consumen en toda España pero son un producto especialmente popular  en Navarra, Andalucía, y Castilla y León. Los mantecados se consumen durante todo el año en Toledo, como un producto típico más allá de su relación con la Navidad. De hecho, se convierte en un postre habitual después de la comida y es, incluso, en muchos hogares parte del desayuno.

Mantecados: receta sencilla y rápida


Ingredientes

  • 250 gr de harina de trigo.
  • 150 gr de manteca de cerdo.
  • 125 gr de azúcar.
  • 2 yemas de huevo
  • 3 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
  • 1 cucharadita canela

Elaboración: paso a paso

En primer lugar lo que vamos a hacer es mezclar bien con la ayuda de un tenedor la manteca de cerdo (a temperatura ambiente) con el azúcar y la canela hasta conseguir una pasta homogénea. Después separamos las yemas de los huevos y las vertemos junto con las semillas de sésamo a la pasta antes preparada. Y ahora solo nos faltaría incluir la harina.  Una vez mezclados todos los ingredientes ya tenemos la masa lista para preparar los mantecados.

Estira la masa con un rodillo hasta conseguir un grosor de 0,5 –  1 centímetro aproximadamente. Córtala  dando la forma que más te guste a los mantecados. Recuerda que aumentan considerablemente de volumen en el horno. Espolvorea sésamo por encima y aplástalo un poquito para que quede bien pegado.

Precalienta el horno a 180ºC  y cuando llegue a esa temperatura introduce el tapete o el papel sobre una rejilla en el horno a media altura. Hornéalos durante 15-20 minutos hasta que veas que están ligeramente dorados por encima. No los toques hasta que se enfríen, son muy frágiles y se pueden romper. ¡Muy importante! Espera a que se enfríen completamente para comertelos.

Polvorones: receta fácil


Ingredientes

  • 250 gr. harina
  • 135 gr. manteca de cerdo
  • 75 gr. almendra molida
  • 75 gr. azúcar molido o glass
  • ½ cdita. canela en polvo
  • Azúcar glass para decorar

Paso a paso: elaboración

Lo primer que debemos hacer es tostar la harina. Este proceso se puede hacer tanto en la sartén como en el horno y dura aproximadamente lo mismo, unos 15-20 min. Si lo hacemos en la sartén, sólo tenemos que poner la harina en el fuego, remover constantemente y regular la temperatura hasta que la harina haya adquirido una tonalidad más oscura sin llegar quemarse. Cuando la harina esté fría, debemos tamizarla para eliminar los grumos.

Mezclamos la harina ya trabajada con la almendra molida, la canela y el azúcar. Incorporamos la manteca de cerdo a temperatura ambiente y removemos bien hasta que se mezclen todos los ingredientes. El resultado será una mezcla arena, estilo arena mojada de playa.

Cuando la masa esté compacta, en un superficie plana y antiadherente, la estiramos dejando un grosor de algo más de un 1 centímetro. Hacemos las porciones de los polvorones y las vamos colocando sobre una bandeja de horno. Una vez hechos, guardamos los polvorones durante unos minutos en el frigorífico.

Precalienta el horno a 180ºC  e introduce los mantecados durante 13 – 14 min hasta que empiezan a dorarse por los bordes. Los polvorones cuando está calientes son super delicados. Una vez fríos adquirirán dureza y podremos espolvorearlos con azúcar Glass. ¡Ya tenemos listos nuestros polvorones!

Déjanos un comentario y cuéntanos que te ha parecido. ¡Nos encantará conocer tu opinión! 

Añadir comentario

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios, pero no te preocupes: prometemos no publicar tu correo electrónico ;)