¡Platos manchegos que has de probar!

El famoso escritor Miguel de Cervantes recogió en su novela “Don Quijote de la Mancha” un sinfín de platos manchegos de ingredientes sencillos y carácter humilde. Receta típicas manchegas cuya versión original ha sobrevivido a lo largo de los años pero también ha servido como base para crear nuevas experiencias gastronómicas dignas de la cocina contemporánea. 

Es evidente que la cocina manchega está ligada a las características de sus tierras y a la historia de su gente y costumbres. Sin embargo si tratamos de buscar similitudes con otras tradiciones culinarias, podemos encontrar rasgos históricos en común con la gastronomía de los pueblos de Andalucía, en concreto en la cocina andalusí. 

platos típicos Castilla la mancha

Fotografía Canalcocina

Queremos enseñarte nuestra región y la mejor forma es mostrándote sus platos más típicos y tradicionales. Pero antes tienes que saber qué los manchegos no solo comemos, nos encantar reunirnos para comer. Preparar alguno de los platos que a continuación te vamos a decir, es la excusa perfecta para reunirnos junto a calor de la lumbre donde sobran la mesa, el mantel y casi que los cubiertos.

El campo y la huerta están presentes en cada uno de los platos manchegos. Se trata de una cocina de origen pastoril en la que predominan las carnes de caza menor (setas en salsa de perdiz, perdices escabechas, solomillo en salsa de perdiz, codornices escabechas, lomo frito de orza, judías en salsa de perdiz, etc) verduras  y hortalizas locales, legumbres y cereales de secano. 

Un dato importante antes de comenzar nuestro viaje gastronómico por la cocina manchega es la importancia del pan. Normalmente lo dejamos reposar un día para que soporte la consistencia de los platos y siempre acompañado todo con un buen vino como es el que producen las viñas manchegas.

“Al pan, pan y al vino vino”

Comidas típicas manchegas

Platos manchegos hay tantos como pueblos tiene nuestra región. Te podrás ir sin visitar todos nuestros pueblos pero si no has probado al menos una de estas recetas típicas en tu visita, tendrás que decir que aún no has visitado Castilla La Mancha. 

Migas manchegas

Las migas manchegas o también conocidas como migas rurelas es uno de los platos más icónicos de la cocina manchega y están hechas principalmente con pan, aceite de oliva, ajos y panceta. 

Primero se sofríen los ajos en abundante aceite de oliva y después se añaden trozos de pan duro previamente humedecidos en agua. Cuando el sofrito de ajos y pan está hecho se le pueden añadir otros ingredientes como huevos, pimientos asados o fritos, chorizo, longaniza o panceta.  

Actualmente la receta de migas manchegas casi siempre se hace con carne pero hay que recordar que la nuestra gastronomía es de origen humilde por lo que si antiguamente escaseaban los recursos, las migas se hacían únicamente con el pan frito en aceite de oliva y ajos. 

Algún que otro dato curioso sobre este plato:

  • Presenta influencia musulmana. Dicha religión no consume carne porcina pero los cristianos más antiguos le añadían porciones de grasa frita similares a los torreznos. 
  • Es característico de la época de vendimia. Por eso es muy común comer migas manchegas acompañadas de unas pocas uvas. 

Atascaburras o ajoarriero manchego

Estamos ante otro de los platos manchegos cuya popularidad se ha extendido por “hartar hasta las burras” como dice el dicho que explica el origen de este plato. “Supuestamente” lo inventaron dos pastores que quedaron atrapados en una tormenta de nieve. A falta de otra cosa que llevarse a la boca, inventaron un cocido mezclando patatas, agua, aceite de oliva y espinas de bacalao. Como vieron que la consistencia no era muy espesa, decidieron machacarlo todo y crear una especie de puré.  Cuenta la leyenda que al comerlo dijeron que “harta hasta las burras” de ahí el nombre de este plato. 

Es un plato sencillo de elaborar y por lo general es de un alto contenido calórico, pero se pueden graduar las cantidades para hacer un ajoarriero más ligero y con un mejor valor nutricional. Es un plato de invierno que se suele preparar los primeros días de nieve. 

Pisto manchego

Originalmente este plato manchego solo lleva pimientos verdes y rojos aunque en función de donde lo comas lo puedes encontrar con pimiento rojo, cebolla y ajos. Se trata de un plato de origen humilde y campesino. Básicamente era lo que preparaban los jornaleros con los productos de la huerta que más a mano tenían. 

La verdad que existen tantas versiones del pisto manchego como pueblos tiene nuestra comunidad. En algunos lugares incluso mezclan el ajo machacado con comino o también trocitos fritos de lomo de cerdo. Es un delicioso plato que refleja el buen hacer de la dieta mediterránea. Para preparar el mejor pisto manchego, necesitas materias primas de calidad, las mejores hortalizas y armarte de paciencia. El secreto de este plato es cocinarlo a fuego MUY lento. 

El gazpacho manchego 

Que no te confunda el nombre. Este gazpacho no se hace ni con tomate ni con pepinos. El gazpacho manchego o también conocido como galianos es un tradicional guiso caldoso hecho con carne de caza menor (liebre, conejo, perdiz, etc), verduras, especias y pan ácimo. El pan ácimo o también conocido como torta de cenceña es un pan sin levadura, con una consistencia firme y dura pero que al mezclarlo con el guiso se reblandece.  En Cuenca se conoce como gazpacho pastor y la diferencia entre ambos radica en que el segundo se deja evaporar el agua y luego se debe tostar en la sartén.

El gazpacho manchego, al igual que otros muchos platos de la cocina en castilla la mancha, es un plato de supervivencia. Los campesinos solían comer este plato para soportar las duras tareas del campo, trabajos  muy exigentes que requerían un gran consumo energético. 

Los duelos y quebrantos

Otra de la recetas manchegas más populares son los duelos y quebrantos. Se trata de un plato tradicional que consiste básicamente en un revuelto de huevo, chorizo y tocino de cerdo. La primera referencia que se tiene de este plato es a través del Don Quijote de la Mancha:

En un lugar de la Mancha… una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados…

Se dice que parte del nombre proviene de su capacidad para “quebrantar” el mandato eclesiástico de ayuno que había que respetar los sábados en los reinos de Castilla. La preparación es simple. La receta no está escrita en piedra. Pueda variar de una región a otra. El plato se sirve caliente y evidentemente se acompaña de buen pan y mejor vino.

Gachas manchegas

Las gachas manchegas es un plato “para compartir” que se debe disfrutar con amigos. En origen era comida de pastores y gente del campo que preparaban sobre todo durante los largos días del invierno. Este plato goza de una costumbre social. Se debe comer en un corro alrededor del “perol” que se ha utilizado para la elaboración, con una cuchara o con un simple trozo de pan. Es una especie de papilla que se elabora con harina de almortas (también llamada de “titos” o “guijas” y chícharos), panceta de cerdo, ajos, pimentón, aceite y sal.

Hasta aqui nuestra ruta por los platos manchegos más icónicos e importantes de nuestra gastronomía. Esperamos que te haya gustado y no te olvides de dejarnos un comentario. Nos encantará saber lo que opinas.

2 Mensajes
  • Pablo Hernández Enviado julio 8, 2020 11:15 am

    Los artículos son muy buenos, Gracias.

    • Elpanadero Enviado julio 8, 2020 12:18 pm

      ¡Muchas gracias Pablo!

Añadir comentario

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios, pero no te preocupes: prometemos no publicar tu correo electrónico ;)