¿A qué se le llama pan de pueblo?

El pan de pueblo es uno de esos alimentos que no puede faltar en la mesa; es casi el acompañante perfecto. Ya lo decía San Isidoro de Sevilla en sus Etimologías: el pan va con todo. Hoy en día este producto es más consumido que nunca, pero se dejan muchas de sus propiedades, matices y sabores por el camino. Prima el que se realiza de manera rápida y sin dejar a la levadura una fermentación digna. Al contrario de lo que sucede con el pan de pueblo. 

Hay que decir que no existe una única receta para elaborar este alimento, pero si quieres conocer las características comunes de los panes de pueblo y ejemplos, no dejes de leer.

El buen pan artesanal que solo se encuentra en los pueblos

Los panaderos son verdaderos artesanos. Necesitan años de práctica y conocer los entresijos de los procesos que acaban por dar forma al pan. Una de las claves del pan de pueblo es el uso de la masa es el uso de la masa madre.

Características del pan de pueblo:

Masa madre.

Esta es un cultivo de levadura que se alimenta para mantenerlo en el tiempo. Algunas han llegado a durar siglos. ¿Qué es lo que aporta al pan? Lo primero es un producto que aguanta más en buenas condiciones, aporta una miga más húmeda y sabrosa, contribuye a un sabor potente y tiene una corteza más crujiente. Si quieres saber más sobre la masa madre, tenemos un artículo que te puede interesar

> ¿Qué es la masa madre? <

Fermentación

Otro factor distintivo del pan de pueblo es el tiempo. La fermentación no es eterna, pero tiene que durar exactamente lo justo. Cada receta requiere de unos tiempos propios, algo que se respeta en los pueblos. En las ciudades la velocidad prima por encima de casi todo y el pan se hace en masa para cubrir una gran demanda.

Tradición

El último rasgo común a todos los panes realizados en pueblos es la tradición. Existen técnicas únicas, recetas y formas que han pasado de generación en generación. Cada una le da un toque único al producto final. Por desgracia muchas pueden estar a punto de perderse.

Tipos de panes de pueblo: Joyas de la panadería artesanal

Para empezar, nada mejor que hacerlo con el pan de trigo duro. Esta elaboración era bastante común, pero hoy día se puede encontrar en Andalucía o las Islas Baleares. Su sabor es dulzón y tiene una miga jugosa. El pan sin sal aún es muy consumido en las tierras de Levante. Pese a lo que puedas creer, su sabor es asombroso y cuenta con una miga esponjosa.

Por último, en el norte de España se usan multitud de harinas distintas. De esta manera se logran panes de todo tipo, forma y casi de color. El de maíz es uno de estos. Necesitan largas cocciones, pero el resultado es espectacular gracias a un sabor dulzón y una miga quebradiza. Buenos ejemplos son la artoa vasca y la boroña asturiana.

Nada mejor que un buen pan artesanal. El pan de puebloes un monumento culinario que debería mimarse. En cada uno residen técnicas y costumbres ligadas a una larga tradición que produce panes únicos. Degustarlos todos es imposible, pero ¿has probado los panes tradicionales de tu localidad? Si no lo has hecho, deberías.

 

Añadir comentario

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios, pero no te preocupes: prometemos no publicar tu correo electrónico ;)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies