Una panadería artesanal con historia

 El nombre de Chapela proviene del Padre Bernardino Román, un miembro de la familia que era un amante incondicional de los puros y llevaba siempre una txapela o boina vasca.

Chapela es sinónimo de historia y tradición. Es sinónimo de folclore y costumbres, costumbres que nos hacen únicos y diferentes. La historia de nuestra panadería tradicional empieza en el año 1930 en el barrio emblemático de San Roque en Tarancón (Cuenca), cuando los abuelos de los actuales propietarios abrieron la primera panadería artesanal.

Medio siglo después, en 1983, después de dedicar su vida a conservar la tradición y mantener viva la esencia del pan artesanal, los actuales propietarios abrieron una nueva panadería tradicional con horno de leña.

Cinco años más tarde, en 1988, inauguraron otra panadería artesanal, ubicada exactamente en el mismo barrio. De esta manera comenzó un crecimiento exponencial y que terminó con la apertura de las tres fábricas principales. La primera fábrica de Chapela se abrió en el año 1991 (situada en la travesía de Tarancón), la segunda en 2012 (situada en la carretera A3 en el km 124 a la altura de Villares del Saz) y la tercera y última en 2015 (situada en Cuenca).

Desde entonces, Chapela ha abierto dos fábricas secundarias que dan soporte a la producción de pan y dulces artesanos. Nuestra panadería artesanal cuenta ya con más de 400 puntos de venta repartidos por todo el territorio español.

Para que cualquier persona tenga la oportunidad de disfrutar y deleitarse con nuestros productos artesanos manchegos, en el año 2016 se inaugura la tienda online. Desde entonces, hemos entregado más de 400 pedidos en toda España.

Un dato curioso: el nombre de Chapela proviene del Padre Bernardino Román, un tío de la familia que era un amante incondicional de los puros y llevaba siempre una txapela o boina vasca. 

FAMILIA DE PANADEROS

En la panadería tradicional Chapela somos panaderos desde 1930. Nuestra familia lleva casi un siglo elaborando pan y repostería típica española de forma artesanal para satisfacer a nuestros consumidores.

En Chapela somos amantes de las costumbres, el folclore y la tradición. Desde hace más de 80 años seguimos ofreciendo las recetas de nuestras abuelas sin usar ni conservantes, colorantes ni aditivos artificiales. Nuestra elaboración y manipulación son totalmente manuales y supervisamos todos nuestros procesos mediante estrictos controles de calidad.

La filosofía de nuestra panadería tradicional se basa en ofrecer un producto totalmente casero y elaborado de forma artesanal, utilizando solamente ingredientes naturales de la mejor calidad. Y es que la materia prima de calidad y la tradición, se han convertido en nuestra fórmula para elaborar nuestros deliciosos productos. Y así llevamos haciéndolo desde principios del siglo pasado.

Desde hace casi 90 años elaboramos, día tras día, panes y dulces artesanos típicos de la repostería tradicional española. Porque sabemos que los productos y recetas de nuestro país son inigualables. ¿Estás de acuerdo con nosotros?

Panadería & Pastelería online

Descubre en nuestra tienda online todos los productos artesanos que elaboramos diariamente en nuestros obradores. Hechos sin conservantes ni colorantes y según las clásicas recetas de nuestras abuelas. Recuperamos el sabor de antaño. No te pierdas el sabor de la tradición.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies