¿Qué es el salvado de trigo?


El salvado de trigo es la parte del grano que queda tras ser refinado y/o procesado. Es la parte externa de dicho cereal, su cubierta. Es  decir, es la cascarilla que lo recubre (concretamente desde el pericarpio hasta sus diferentes subcapas).  La harina 100% integral contiene las tres partes del grano, entre ella, el salado.

El salvado representa el 15% del peso total del cereal. Contiene celulosa, proteínas, minerales, grasas y agua. Además es una fuente de fibra insoluble muy importante. Si hablamos de salud digestiva, hemos de hablar de uno de los ingredientes que no deben faltar en nuestra alimentación para garantizar esto.

Propiedades del salvado de trigo


Las principales propiedades son:

  • Una fuente saludable de fibra y proteíans
  • Es un alimento rico en:
    • vitaminas del complejo B, vitaminas B1, B2 y B6 Dichas vitaminas ayudan al correcto funcionamiento del sistema nervioso y favorecen la absorción y metabolismo de otros alimentos.
    •  Vitamina E, uno de los antioxidantes mas potentes presentes en los alimentos.
    •  Vitamina K que ayuda al correcto funcionamiento del hígado.
  • Respecto los nutrientes de este alimento, encontramos:
    • Hierro. El salvado de trigo contiene más del 100% de la cantidad diaria recomienda aunque tengamos en cuenta que no esta recomendad consumir más de 30 gramos de salvado de trigo al día.
    • Otros minerales que contiene en diferentes cantidades son el sodio, el potasio, el calcio, el fósforo, el magnesio, el cobre y el zinc, todos de enorme importancia para la salud nutricional.

Beneficios


Uno de los beneficios más importantes del salvado del trigo es que ayuda al correcto funcionamiento del tracto intestinal y sistema digestivo como consecuencia de la gran cantidad de fibra que contiene. La fibra es un componente que se encuentra en el reino vegetal y que nuestro cuerpo no es capaz de digerir. Aun así, es necesaria para mantener nuestra salud ya que cumple un papel importante. Es capaz de regular el ritmo intestinal y servir de alimento para nuestra flora intestinal. Hay diferentes tipos de fibra:

  • La fibra soluble: es la que retiene agua, y es una de las responsables de que el proceso digestivo se enlentezca.
  • La fibra insoluble: se encuentra en el salvado de trigo y es el tipo de fibra que acelera el tiempo de tránsito intestinal.

También hay que tener en cuenta que algunos de sus nutrientes, como por ejemplo las vitaminas B6 y E son excelentes para la piel.  Y precisamente son estas dos vitaminas, la B6 y la E, las que hacen del salvado de trigo un potente alimento antioxidante. Los antioxidantes combaten el deterioro celular y mantienen la salud y el regeneramiento de las células, mientras que combaten a los llamados radicales libres, encargados de este deterioro.