Qué es la manga pastelera

A la pregunta que es la manga pastelera, la respuesta es muy sencilla. Es una herramienta de cocina formada por una bolsa con forma de cono o cilindro en cuya parte más estrecha se coloca una boquilla y por la parte más ancha se añade el relleno. Existen diferentes modelos de boquillas cada uno de los cuales con una forma distinta. Normalmente el objetivo de la manga pastelera es decorativo pero también se usa mucho para distribuir y rellenar masas. En nuestra panadería las usamos principalmente para rellenar dulces y dar forma a nuestras galletas.

Las mangas pasteleras se pueden fabricar con diferentes materiales. Las versiones más económicas son las que están hechas con plástico y boquillas enroscables. Los modelos de alta calidad y por consiguiente mas caros se suele hacer con nailon o algodón hidrófobo y se utilizan con boquillas de acero inoxidable.

Origen de la manga pastelera

“Cuenta la leyenda” que el origen de la manga pastelera se remonta al siglo XIX y fue creada por el  el gastrónomo, cocinero y arquitecto francés, Marie-Antoine Carême, reconocido por haber sido el europeo en hacer un estudio exhaustivo de las salsas. Además fue autor de la famosa obra L’art de la cuisine française y creador del uniforme de cocina.

Qué tipos de manga pastelera existen

Las tres básicas son: 

  1. Las mangas hechas con papel de hornear ideales para rellenar pequeñas superficies o hacer dibujos detallados.
  1. Las mangas hechas con plástico desechable. Las más usadas. Ideales para  elaboraciones que no requieren cierta precisión de la masa. Son muy económicas.
  1. Las mangas reutilizables fabricadas con algodón y/o nylon. El interior de estas mangas está forrado con un material impermeable. Son más grandes que las anteriores por lo que se usan para grandes cantidades de relleno o masa.

¿Cómo se usa la manga pastelera?

Los pasos para usar una manga pastelera son:

  • Primero hay que colocar la boquilla en la manga pastelera que dependerá de si se enrosca o te introduce a presión.
  • Segundo habrá que rellenar la manga pastelera con una espátula cerciorándonos de qué dejamos espacio suficiente para poder cerrar por la parte posterior.
  • Posición correcta de la manga para decorar
    • Angulos de 90 o 45 grados en función de lo que se quiera hacer: flores, pétalos o detalles estilográficos.
    • La dirección (siendo diestro/a) de izquierda a derecha y siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

Actualmente podemos encontrar muchas variedades de mangas pasteleras en el mercado. Diferentes calidades y evidentemente precios. Lo más importante es elegir una manga que sea lo suficientemente resistente como para soportar la presión a la hora de trabajar con ella. En función de lo que vayas a hacer, tendrás que elegir una u otra. Para pequeños detalles las mangas de papel sulfurado van muy bien. Las mangas de plástico son económicas y siempre resultan más higiénicas.