La comida típica de Cuenca

Si estás pensando en visitar nuestra provincia, tienes que saber que no solo podrás disfrutar de los más bonitos y espectaculares parajes naturales y recorrer las encantadoras y estrechas calles de los muchos pueblos que tenemos, sino que también podrás degustar de la comida típica de cuenca, una de las más importantes en la cultura culinaria de España. Elaborada con productos de la tierra y siguiendo las receta antiguas, cada plato conserva la esencia de los sabores de antaño.  El conquense es de buen comer y te darás cuenta a medida que avances en tu viaje.

El clima y la fauna de la Serranía de Cuenca están presentes en cada uno de los platos típicos de Cuenca. Las gastronomía tradicional tiene como protagonista el pastoreo de ganado. Destacan recetas llenas de sabor y sobretodo con un alto valor energético para soportar los largos y fríos días de invierno. 

comida tipica de cuenca

Y lo mejor de todo es que comer en Cuenca no es caro. Olvídate del dinero y piensa en los largos paseos que tendrás que darte para bajar nuestros deliciosos platos. La comida no será cara pero contundente un rato.

En la comida tradicional de cuenca se usa mucho las carnes de caza menor como por ejemplo la perdiz, la liebre, la codorniz o el conejo, los cuales los encontraras en los numerosos bares y restaurantes distribuidos a lo largo y ancho de la ciudad. Otra cosa no, pero un bar encontrarás hasta en la punta más remota. De caza mayor se cocina el venado y el jabalí, sobre todo en las zonas del interior de la sierra.

También destaca el uso de verduras y hortalizas locales y cereales de secano pero los alimentos más importantes son el pan, el vino y el queso manchego “las tres marías” Pan crujiente, vino del bueno y el mejor queso.

¿Qué comer y beber en cuenca?

Comida típica de cuenca

Morteruelo

El morteruelo es una comida típica de Cuenca similar al paté. Consiste en una pasta hecha con hígado de cerdo, especies y pan rallado. También se le puede añadir otro tipo de carnes sobretodo de caza menor. Aunque parezca paté en realidad es un guiso que se sirve caliente y recibe el nombre del morteruelo porque es el instrumento que se usa para machacar todos los ingredientes. 

¿Y cómo se prepara? Primero se rehoga el hígado con aceite y ajo. Después se cuece en agua añadiendo las especies y el resto de carnes. La cocción debe ser lenta para que las carnes se deshagan. Se añade todo a una sartén previamente calentada con ajo y aceite y se remueve hasta que tenga una textura densa.

Zarajos

El zarajo, aunque es común encontrarlo también en la Comunidad de Madrid, es otro plato tradicional de la cocina conquense. El ingrediente principal de este plato son los intestinos de cordero lechal. Primero se marinan, se forma una madeja en torno a dos ramillas de sarmiento y se fríen en aceite de oliva o se cocina en un parrilla a fuego lento.  En Cuenca es muy común encontrarlos como tapa y/o aperitivo.

Ajo arriero

El ajoarriero o también conocido como atascaburras es tal vez el plato más denso de la cocina conquense.  Dice la leyenda que lo inventaron dos pastores que tras quedar atrapados en un tormenta de nieve, inventaron una especie de cocido “machacado” hecho  con patata, bacalao, pan rallado y huevo cocido. La textura es parecida al paté. Es perfecto para untar y el sabor es exquisito. 

Gazpacho pastor

El gazpacho pastor es casi igual que el conocido gazpacho manchego. Ambos comparten los mismos ingredientes. Como denominador común tienen la famosa torta de cenceña o pan ácimo, es decir, un tipo de pan que se hace sin levadura y la diferencia entre ambos es que el gazpacho en Cuenca se deja evaporar y luego se tuesta en la sartén. 

Entonces el gazpacho pastor consiste en una torta de cenceña a las que se añaden carne de caza menor, cerdo y especias aromáticas. Se hace una especie de tortilla y se sirve con uvas, pasas o aceitunas.

Dulce típico de cuenca

Alajú

El alajú es el dulce por excelencia de la serranía de Cuenca. Es como si fuera un turrón cubierto por dos obleas y en cuyo interior encontramos una pasta hecha a base de miel, almendras y pan rallado. Podemos encontrar algunas variantes. Se puede sustituir las almendras por otros frutos secos, como nueces o piñones. El alajú es la mejor y más natural barrita energética que podrás encontrar. 

Bebida típica de cuenca

Resolí

Y por último en tu viaje gastronómico por la cocina de cuenca, no puedes dejar de probar el resolí. De origen árabe, es una bebida también muy popular en la comunidad de andalucía. Se trata de un licor compuesto por café, anís secos, corteza de limón o naranja, canela, clavo, azúcar y agua. Su sabor es algo fuerte aunque resulta dulzón. Se dice que tiene propiedades digestivas por lo que toda comida en Cuenca debe acabar con ese licor.

Esperamos que te haya gustado nuestra peque guía de qué comer en Cuenca. Disfruta de nuestra ciudad tanto como nosotros disfrutamos con vuestras visitas. Y si te apetece, déjanos un comentario para saber que te ha parecido.

Añadir comentario

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios, pero no te preocupes: prometemos no publicar tu correo electrónico ;)