El elemento principal de esta obra de arte no es otro que el proceso de fermentación, que nos permite que la masa crezca ¿Y qué hay más gratificante que presenciar cómo crece la masa, después de nutrirse mientras la manipulamos durante horas? Porque, para obtener un buen pan, además de una harina de calidad, se necesitan alrededor de dos horas de trabajo continuado sobre la masa.

El amasado es una parte imprescindible de la elaboración del pan y lo que posibilita, principalmente, es desarrollar el gluten que contienen las harinas para que se incorpore aire en la masa y gane elasticidad. En Chapela apostamos por una elaboración artesanal que respete las recetas tradicionales.

 “Castellano fino: al pan, pan, y al vino, vino”.

AMANTES DEL PAN

Alabamos el arte de amasar y apostamos por productos naturales, de calidad y sin aditivos artificiales. Cuatro ingredientes sencillos nos permiten hacer el pan como el de toda la vida; masa madre, harina, agua y sal.  Las fermentaciones largas y la ausencia de aditivos nos diferencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies